Latinos En Logan Comparten Cómo El Racismo Afecta Sus Trabajos Y Su Calidad De Vida

Jul 8, 2021

Credit www.freepik.com

Hablar sobre el racismo puede ser un tabú en muchas comunidades. Pero sin importar si la gente está dispuesta o no a hablar del racismo, sus efectos siguen teniendo consecuencias muy reales para quienes lo experimentan. 

Miradas extrañas, humillaciones verbales y actitudes hostiles son algunas de las formas en que los latinos en Logan experimentan el racismo, ya sea en el trabajo, en la vida cotidiana o incluso en el entorno familiar.

Verónica ha vivido en Logan por más de 20 años.

“En los trabajos, en las escuelas, en las tiendas, como te atienden, en los bancos también muchas veces, no hablemos de la ley. Simplemente no podemos tener una representación jurídica en español, no tenemos líderes buenos, todos son voluntarios, pero no tenemos profesionales, líderes que sean tomados en cuenta por las autoridades," dijo Verónica.

Verónica dijo que, independientemente de que una persona sea sensible a la discriminación o no, el mal trato que reciben los latinos es muy obvio.

“En una ocasión yo estaba pagando con estampillas de comida, o cupones de comida, eché comida y todo, entonces la cajera," Verónica dijo. "Yo metí mi tarjeta y ella puso débito y obviamente no pasó, yo dije: ‘oh, es tarjeta de comida’, y ella dijo, ‘oh, oh, obvio’. Yo le hice el comentario, le dije: ‘¿por qué dices que es obvio?’ Y ella me dijo muy descarada: ‘porque ustedes los latinos solo viven del gobierno’. Yo lo único que le dije era que ella estaba muy equivocada y que eso no era así."

La discriminación en el lugar de trabajo también es común, contó Verónica, quien tuvo una experiencia de discriminación por parte de un compañero en un entorno de trabajo hostil.

“‘A mí, tú, no me vas a venir a enseñar como yo debo hacer mis cosas," Verónica dijo. "Una mexicana, una inmigrante, no me va a venir a enseñar a mi país lo que yo debo de hacer.’ Ya no era relacionado con el trabajo, era directamente relacionado conmigo.'"

Nazaria es una inmigrante mexicana en un matrimonio multicultural que sufrió acoso verbal por parte de sus suegros. Ella dijo que sus suegros han rechazado a su hija por ser birracial. Según Nazaria, sus suegros se negaron a llevar a su hija al hospital cuando estaba gravemente enferma.

“Con la familia de mi esposo pues también siempre me han rechazado, y lo más triste es que rechazan a mi hija," Nazaria dijo. "Es muy difícil como madre y como persona, y como alguien que ha emigrado a este país. Como uno no tiene familia en este país y uno está solo, y pasar por esas cosas pues lo hace aún más difícil. Cuando llegué la señora [suegra] se me quedaba viendo de pies a cabeza. Cuando nació mi hija lo primero que hizo fue mirar el color de piel de mi hija, y lo primero que dijo fue: ‘¡tiene piel morena!’”.