upr-header-1.jpg
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Invasión: la lucha de Ucrania por la supervivencia

war.png
epthinktank.eu

En una narración de lo que probablemente sea un punto de inflexión para Europa y el mundo, el corresponsal de The Guardian y autor superventas del New York Times, Luke Harding, informa de primera mano sobre la invasión rusa de Ucrania en su nuevo libro “Invasion”. Cuando, justo antes del amanecer del 24 de febrero de 2022, Vladimir Putin lanzó una serie de ataques brutales, Harding estaba allí, sobre el terreno en Kiev. Pero esta violencia se enfrentó con una asombrosa resiliencia —entre otros, del asediado presidente del país, Volodymyr Zelenskiy— y el coraje de un pueblo dispuesto a arriesgarlo todo para preservar la libertad de su nación.

Tom Williams: Mi impresión fue que había gente, especialmente en el este de Ucrania, que era prorrusa. Entonces, ¿cuál es su impresión de esas áreas del este de Ucrania ahora?

Luke Harding: Eso fue cierto en 2014 cuando Putin anexó Crimea, había una minoría sustancial en Crimea que dio la bienvenida a la toma de posesión rusa, que básicamente fue un golpe de estado que usó fuerzas especiales y tipos con pasamontañas verdes que invadieron los parlamentos regionales y tomaron el control. Ciertamente en las ciudades de Donetsk y Luhansk que se opusieron a la anexión hace ocho años, también había una minoría sustancial que miraba favorablemente a Rusia. Eso es innegablemente cierto. Lo que los ucranianos les dirán es esto, este tiempo de guerra ha estado ocurriendo durante ocho años y no comenzó en febrero, unas 15,000 personas ya habían sido asesinadas antes del 24 de febrero; y, en realidad, las divisiones que existían en ese entonces más o menos se han ido. Quiero decir, hubo una consolidación, y la mayoría de los ucranianos para 2022 eran bastante patriotas. Eran demócratas, no les gustaba su último presidente, Petro Poroshenko, y votaron por un tipo nuevo, Volodymyr Zelensky; y a diferencia de Rusia, Ucrania es una democracia. Fue Vladimir Putin quien hizo esto con su guerra hace ocho años y no se dio cuenta de que la cantidad de personas que realmente esperaban que Rusia invadiera era muy, muy pequeña. Quiero decir, encontraron algunos colaboradores, pero estamos hablando de cientos, no estamos hablando de miles.

Tom Williams: ¿Habrá enjuiciamientos por crímenes de guerra en el futuro?

Luke Harding: Parece imposible por el momento. Parece una fantasía, pero he visto a los investigadores yendo a bloques de apartamentos que han sido alcanzados en medio de la noche por misiles rusos donde un hombre de ochenta años ha muerto y en la mañana siguiente la gente intenta reparar el daño en el edificio. Entra un investigador con un portapapeles, toma los datos de la familia y los registra. Ya hay 15.000 casos así. Hay fiscales internacionales que visitaron lugares como Bucha y Kiev y otros lugares que están recopilando pruebas. El gobierno ucraniano dice que hay tres condiciones para la paz para cualquier tipo de trato con los rusos. Una es que los rusos se vayan, se retiren de todo el territorio ucraniano, incluida Crimea. Dos, que haya reparaciones; y tres, que haya un juicio por crímenes de guerra.

Tom Williams: ¿Cómo cree que va a terminar esto?

Luke Harding: El escenario que a todos nos gustaría ver es algún tipo de levantamiento democrático en Moscú, Putin expulsado del poder y una especie de Rusia más dócil y fácil de tratar. No veo ese escenario. Creo que Putin está tan incrustado en el poder que, si él muriera mañana, alguien más probablemente bastante similar tomaría el control con complejos y manías peligrosas similares. Yo argumento en mi libro que Ucrania es un estado que ha demostrado su valía como país, como nación, y los ucranianos seguirán adelante, independientemente de lo que haga Rusia, y creo que ganarán.

Para escuchar la entrevista completa en inglés, visite upr.org/show/access-utah.

Manuel Giron produces news content at UPR. As a bilingual reporter, he writes stories in English and Spanish, and is involved in all steps of the reporting process from thinking of story ideas to writing the stories and preparing them for air. He is a Senior at Utah State University majoring in Political Science and minoring in Portuguese. He loves to write, read, listen to music, and swim. He is incredibly excited about working for UPR and learning about journalism in the process.